Filtros Sedimentos/MultimediaReduce Sedimentos y Turbiedad


Los filtros de arena son los elementos más utilizados para filtración de aguas con cargas bajas o medianas de contaminantes, que requieran una retención de partículas de hasta veinte micras de tamaño. Las partículas en suspensión que lleva el agua son retenidas durante su paso a través de un lecho filtrante de arena. Una vez que el filtro se haya cargado de impurezas, alcanzando una pérdida de carga prefijada, puede ser regenerado por lavado a contra corriente. La calidad de la filtración depende de varios parámetros, entre otros, la forma del filtro, altura del lecho filtrante, características y granulometría de la masa filtrante, velocidad de filtración, etc.

Los filtros de grava son ideales para tratar agua proveniente de reservorios, canales abiertos, represas, ríos, etc.. Pueden ser provistos como unidades simples o combinarlos para formar baterías de acuerdo a la calidad de agua y al caudal a tratar.Filtros_Carbon_Activado_Ablandadores

El agua fluye hacia abajo a través del medio filtrante hasta alcanzar la salida. Cuando el filtro debe ser limpiado, el proceso se revierte (manual o automáticamente) y la suciedad acumulada es eliminada a través de una válvula de drenaje.

La turbiedad es una medida del grado en el cual el agua pierde su transparencia debido a la presencia de partículas en suspensión. Cuando la turbiedad va en aumento su apariencia va desmejorando.